viernes, 14 de octubre de 2011

Si. ya es el tiempo... cómo una paloma


pero al menos me queda la
enormidad del camino...